09 junio 2010

nos nombran por ahí!!!!

.
Antes que nada tengo el honor de contaros que aparecemos en...
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡la web del Museo de la Trufa!!!!!!!!!!!!!!
[para el que no lo conozca que no se preocupe que en breve os hablaremos más de él aquí]
Pues si, cual fue mi sorpresa cuando me enteré de que no habían puesto un enlace como "información actualizada sobre trufa negra" [si queréis verlo con vuestros propios ojos, pinchad AQUÍ]. Supongo que os imaginaréis lo contenta que estoy!!!
Y para celebrarlo y después de más de 1mes sin recetas [sin contar las que nos ofrecen nuestros entrevistados] que mejor que volver de nuevo a la cocina para preparar uno de nuestros sencillísimos platos con trufa... Y si al principio decíamos que era una pena tener que esperar hasta noviembre para tener trufa y poder probar las recetas... Después de tantos post con productos [algunas más y otras menos asequibles a nuestros bolsillos] que os hemos ido enseñando, está claro que el que no prepara una de nuestras recetas, es más por pereza que por otra cosa ;)

Aunque tengo que decir desde mi opinión que con el calor un plato con un sabor muy fuerte a trufa igual no es lo más apetecible... y por otra parte si utilizamos trufa fresca, siempre estará más bueno!!!

A lo importante, la receta de hoy es un clásico, pero yo no tengo ni idea de como se llama [así que yo le voy a bautizar con el que se me ha ocurrido]:

mil hojas de patata, morcilla y huevo con trufa

[por favor, la gente que tenga mucho colesterol que se abstenga de probarlo por razones obvias]

Ingredientes:
  • puré de patata [cada uno que elija el que más le guste, hirviendo patatas o pure de sobre]
  • morcilla
  • piñones
  • trufa laminada
  • aceite de trufa [si no te acuerdas de como se hace, mira aquí, aunque también puedes conseguirlo ya preparado]
  • huevos [1 por persona]
Proceso:
  • se prepara el puré de patata y se le añade un chorrito de aceite de trufa.
  • cortamos la morcilla [después de eliminar la piel] y la sofreímos junto a los piñones.
  • hervimos agua en un cazo y en plena ebullición echamos el huevo abierto [como si lo fuésemos a hacer frito] y en cuanto haya cuajado la clara [cuando esté blanca] lo sacamos, en definitiva, lo que se conoce por huevos "escalfaos".
  • se monta por pisos [si tenéis moldes mejor, redondo o cuadrado por ejemplo]: 1º el puré de patata, 2º la morcilla con los piñones, 3º el huevo "escalfao" y 4º las láminas de trufa.
Resultado
  • tenemos un plato estupendo y súpersencillo de hacer
  • es muy importantes que esté todo caliente cuando pongamos las láminas de trufa encima para que puedan sacar todo su aroma [si os habéis fijado la trufa no la hemos cocinado para que pueda soltar todo su aroma]
Variantes
  • evidentemente cada uno puede añadir o cambiar los ingredientes: se puede cambiar la morcilla por longaniza, añadir un poco de nata al puré, colocarle alguna salsa ... [eso ya lo dejo a la imaginación de cada uno]

Pues hasta aquí la receta de hoy, espero que os salga buenísima y que paseis un buen finde [que ya está ahí a la vuelta de la esquina] y, por favor, que mejore el tiempo!!!! que esto de que hayamos vuelto al invierno... no sé yo...

Hasta el próximo post!!!





1 comentario:

  1. Que rico!!!!
    que ganas de que sea la temporada de trufa!!!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails